Alfombras de polipropileno

Filtros activos


Alfombras de polipropileno: la nueva generación de alfombras sintéticas

Las alfombras de polipropileno son la nueva generación de alfombras que llega para vestir los suelos de las casas de hoy en día de manera rotunda, moderna y colorista, tanto en interiores como en exteriores. Pero para explicar el por qué del éxito de este tipo de alfombras, primero unos datos sobre su materia prima.

El polipropileno, material maleable y súper resistente

El polipropileno es un material vinílico y por tanto sintético, con extraordinarias cualidades como la maleabilidad, la impermeabilidad y la resistencia a la abrasión. Con ese currículum no es extraño que se le requiera para la confección de alfombras, ya que nos aseguramos de que van a ser muy resistentes, impermeables y muy duraderas.

Diseños, trenzados y colores tan variados como con cualquier otro tipo de alfombra

Pero tal vez estés pensando que con este material no se pueden hacer más que alfombras aburridas o de tipo industrial, y nada más lejos de la realidad. De hecho, las alfombras de polipropileno son un tipo de alfombras vinílicas, pero con un plus: que el tratamiento del hilo y del trenzado permite confeccionar alfombras con una gama tan rica, variada y acogedora como con cualquier otra materia prima con la que se puedan fabricar alfombras.

Esto es uno de los puntos fuertes de las alfombras sintéticas de polipropileno: que se pueden trenzar de mil maneras y conseguir con ellas el mismo aspecto y textura de cualquier otra alfombra hecha con material orgánico. Pero la diferencia es que tiene ventajas que estas últimas no tienen, como la resistencia, durabilidad y facilidad de limpieza.

Y respecto a los colores y diseños, tienes tu alfombra de polipropileno en casi cualquier color imaginable, desde alfombras tranquilas y relajantes hasta alfombras de colores vivos e intensos con estampados que buscan ser protagonistas de la decoración.

Resumiendo, podríamos decir que las alfombras de polipropileno tienen todas las ventajas de las alfombras orgánicas sin ninguno de sus inconvenientes.

La facilidad de limpieza, el punto clave

Una de las cualidades principales del polipropileno es que es impermeable, es decir, que los líquidos y el agua no penetran dentro del tejido, por lo que son muy fáciles de limpiar. En primer lugar porque el tejido no se empapa de la mancha, y en segundo porque podemos aplicar un paño húmedo o incluso una fregona escurrida, con jabón neutro si hace falta, para limpiarlas sin problemas.

También sirven como alfombras de exterior

Muchos de los modelos de alfombras de polipropileno pertenecen a la serie In & Out, es decir, que son aptas tanto para interiores como para decorar y vestir en exteriores porches, terrazas y jardines. Ello es porque resisten la luz del sol directa y porque son impermeables y por tanto fácilmente lavables.

Riqueza y variedad de acabados y texturas

Las alfombras de polipropileno se trenzan y confeccionan de muchas maneras. Pueden ser alfombras finas, con un trenzado compacto bastante apretado y firme, con grosores inferiores a 5 mm. Pero también se pueden trenzar con cuerpos gruesos y mullidos, formando trenzados que parecen hechos de yute o sisal.

Se tejen trenzadas en tramas, con nudos más o menos grandes que forman los diseños, pero también se pueden confeccionar a la manera tradicional de las alfombras con pelo, con los hilos perpendiculares a la trama y cortados en mayor o menor longitud.

En cualquiera de los casos son alfombras que aportan un mundo de nuevas posibilidades en la decoración de los suelos. Porque hay determinados tipos de alfombras que en muchas ocasiones no nos planteábamos comprar, bien por sus cuidados delicados, por su fragilidad o por su dificultad para limpiarse.

Con las alfombras de polipropileno todos esos inconvenientes se han esfumado y ahora podemos plantearnos tipos de alfombras de gamas mucho más amplias. Sin olvidar que los precios de estas alfombras sintéticas siempre serán mucho más baratos que los de alfombras orgánicas del mismo gramaje como las de lana o algodón, por ejemplo.

Alfombras para todos los lugares de la casa

Si bien hay determinados tipos de alfombras especializados para lugares de la casa específicos, las alfombras sintéticas de polipropileno son alfombras eclécticas con vocación para todo uso. Son alfombras ecuménicas y polivalentes, o, como se dice ahora, multipropósito.

Dentro de la casa son útiles para salones. Para las habitaciones y dormitorios son ideales, tanto en tamaños para los lados de la cama como para el espacio central. En los estudios o lugares de trabajo la mayoría de los modelos son aliados perfectos para las sillas con ruedas, que no consiguen dañarlas.

Con estas alfombras también se pueden hacer estupendas alfombras para pasillos, lugar especialmente delicado en donde queremos alfombras que aguanten el uso intenso y que se limpien muy fácilmente.

En la terraza estarán en su elemento, y como ya te dijimos, aquellos modelos en los que se indica expresamente también podrán hacer vida en el exterior acompañándonos en el porche, el jardín o la piscina (el requisito imprescindible en ese caso es tener porche, jardín o piscina; no viene incluido con la alfombra).

Y qué decir de la cocina, en donde una alfombra de polipropileno estará como un oso polar encima de un iceberg. De hecho tienes una serie especial de formato alargado especiales para la cocina.

En resumen: las alfombras de polipropileno son la nueva generación de alfombras que viene a revolucionar la manera de alfombrar tu casa. ¡Y ha llegado para quedarse!

Producto añadido a la lista