Alfombras a medida


Alfombras a medida: configura tu alfombra a la carta al centímetro exacto que necesitas

El sentido de las alfombras a medida es el de elegir correctamente la medida de nuestras alfombras. Y ello es fundamental a la hora de vestir nuestros suelos con precisión y elegancia.

Porque si la alfombra se queda corta el aspecto de la habitación parecerá pobre y la decoración quedará coja, y si es demasiado grande la alfombra no dejará respirar el suelo creando una decoración recargada y agobiante.

Por eso es importante contar con alfombras a medida: alfombras hechas a la carta y cortadas al centímetro exacto de nuestras necesidades para vestir suelos de la manera más adecuada.

Cómo elegir la medida de la alfombra

En nuestra web tienes muchos modelos de alfombras de muchos tipos con medidas ya definidas. Pero si después de verlas no encuentras la alfombra que necesitas por razón del tamaño, las alfombras a medida vienen en tu ayuda.

Elegir el tamaño justo de una alfombra no es cosa fácil, o al menos no tanto como parece. Las alfombras son complementos de decoración que, además de su función de aislar el suelo y aportar calidez y crear ambientes acogedores, cuentan con un gran impacto visual que es importantísimo a la hora de crear ambientes.

Así, escoger el tamaño justo de ese impacto visual es tan importante como elegir bien los materiales, las texturas y los colores. Pero es fácil elegir el tamaño de tu alfombra a medida, siguiendo unas sencillas pautas y teniendo en cuenta algunas indicaciones básicas.

La medida de la alfombra dependerá del tamaño de la estancia, del uso que se le vaya a dar y del mobiliario junto al que se desenvuelva. También el color puede ser un factor que intervenga en la medida de la alfombra, ya que una alfombra clara necesita menos espacio para ‘expresarse’ que una alfombra oscura, por ejemplo.

Alfombras a medida para salones y piezas grandes

Tal vez en los salones y habitaciones grandes es donde más dudas tenemos a la hora de elegir el tamaño adecuado para nuestras alfombras. Si partimos de la base de que en un salón la mesa central y los sofás son los principales delimitadores de espacio, está claro que la alfombra a medida debe cubrir como mínimo el frontal del sofá principal, y el largo del transversal o chaisse longue, en su caso.

Si te gusta más que las patas del sofá monten sobre la alfombra o que la alfombra comience después de las patas es cosa tuya, porque no hay reglas definidas sobre este extremo, aunque siempre los pies deberían descansar sobre la alfombra.

Ahora bien, lo importante es dónde debe acabar la alfombra a medida más allá de los sofás y de la mesa. Cada estancia es un mundo, pero como norma la alfombra debería extenderse lo justo para delimitar un espacio lo más amplio que podamos, siempre que no invadamos y que dejemos respirar a los muebles y elementos próximos. Es decir, si por extender más de la cuenta la alfombra la vamos a echar encima de una estantería próxima o vamos a invadir el espacio de paso es mejor contenerla un poco.

Pero siempre entendiendo que el rectángulo de la alfombra marca el ‘habitat’ natural de la mesa y los sofás. Y que la intención de una alfombra no es cubrir completamente el suelo, sino interactuar con él creando ambientes mixtos en los que el suelo y la alfombra se realcen mutuamente. Por tanto, deja siempre un perímetro mínimo con el suelo a la vista.

Alfombras a medida para comedor y mesas redondas

Para mesas de comedor es norma imperativa que, tanto la alfombra a medida sea redonda o cuadrada, la alfombra pueda contener las sillas, tanto en posición replegada, como desplegada cuando los comensales las echan atrás para levantarse. No hay nada más incómodo como notar que al echar la silla hacia atrás las patas salen de la alfombra (y rayan el suelo).

Para mesas redondas, la alfombra puede ser cuadrada o redonda (nunca rectangular). Piensa que la alfombra redonda, al no tener esquinas, ha de tener más diámetro que la longitud de la misma alfombra si fuera cuadrada. Por ejemplo, si para poner debajo de una mesa redonda elegimos una alfombra a medida cuadrada de 2x2 metros, esa alfombra a medida debería tener un diámetro de 2,5 metros si fuera redonda.

Para calcular el tamaño de una alfombra redonda, mide el diámetro de la mesa y añádele entre 60 y 70 cm de cada lado. Por ejemplo, una mesa de 120 cm de diámetro necesita una alfombra de 120+65+65=250 cm de diámetro aproximadamente.

Alfombras a medida para dormitorios

Para los dormitorios, elegir la alfombra a medida depende de más variables. Lo normal es que no alfombremos debajo de la cama, reservando las alfombras para los lados de la cama. En dormitorios dobles necesitaríamos una para cada lado, cuyo tamaño dependerá de la superficie del dormitorio. Eventualmente, en dormitorios grandes podríamos necesitar otra para los pies de la cama.

En dormitorios individuales podemos necesitar una alfombra alargada paralela a la cama, o si la habitación tiene espacio suficiente una alfombra más grande podrá ayudarnos a decorar con más solvencia.

En habitaciones de tamaño normal con espacio en el centro podemos probar con alfombras cuadradas o redondas adaptadas al tamaño del espacio central, dejando siempre el perímetro necesario para que el suelo ‘respire’, al menos por tres lados, ya que podemos pegar la alfombra al lado de la cama.

Alfombras a medida para lugares de trabajo

En los estudios o lugares de trabajo, no sólo el tamaño de la habitación nos va a condicionar, sino otros elementos como por ejemplo el uso de sillas con ruedas. En ese caso es importante que toda la superficie ocupada por las sillas con ruedas esté ocupada por una alfombra capaz de soportar este trato duro sin sufrir, como es el caso de las alfombras de vinilo a medida o de las alfombras de polipropileno a medida.

Igualmente, la alfombra debería tener como punto de referencia la mesa de trabajo y extenderse lo mínimo para cubrir la silla, y luego tanto como queramos delimitar el espacio, dejando un perímetro para los muebles y que luzca también el suelo.

Alfombras a medida para pasillos

Los pasillos son las zonas en las que las alfombras a medida dan más juego, ya que es prácticamente imposible conseguir alfombras para pasillo que no sean a medida.

Una alfombra a medida para pasillo tiene la ventaja de que se puede hacer de una sola pieza tan larga como sea preciso, sin tener que juntar o yuxtaponer varias piezas.

Nuestro consejo es que una alfombra a medida para pasillo debería tener un ancho entre 70 y 80 cm, aunque lógicamente, depende del ancho total del pasillo. En todo caso debería haber un espacio a cada lado para el suelo de entre 10 y 15 cm, lo cual va a conseguir ‘estilizar’ el pasillo, haciéndolo visualmente más amplio.

También podemos ayudar a agrandar visualmente pasillos oscuros colocando alfombras claras, y las alfombras oscuras nos pueden ayudar a buscar contrastes y rebajar la luminosidad cuando esta es excesiva.

Alfombras a medida para despachos y uso profesional

Despachos, hoteles, spas, lounges, chill-outs, salas de exposiciones, oficinas… la lista de lugares públicos y de usos profesionales que necesitan alfombras a medida es interminable.

Es aquí donde realmente las posiblidades de las alfombras a medida se multiplican, más teniendo en cuenta que los principales tipos de alfombras a la carta son alfombras preparadas para el uso intensivo tanto en exteriores como en interiores. Alfombras hechas para durar en las condiciones más duras. Para este tipo de alfombras es imposible dar pautas de medidas, ya que cada proyecto es un mundo en sí mismo.

Alfombras a medida para recibidores y exteriores

Para entradas, recibidores y lugares de mucho paso, lo importante es respetar los espacios perimetrales para no agobiar, manteniendo alfombrados los lugares de más pisada que más sufren el paso de gente. En estos espacios muchas veces irregulares es donde una alfombra a medida es más útil.

En exteriores, también las alfombras a medida tienen su lugar: en terrazas, jardines y lugares amplios es donde más libertad tenemos para conseguir la medida exacta que muchas veces no encontramos en los catálogos estándar.

Alfombras sintéticas aptas para exterior, como las de polipropileno o las de vinilo son perfectas para crear nuestra alfombra a medida para exterior sin limitaciones de espacio ni de forma.

Producto añadido a la lista

Nuestra web usa cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y experiencia de usuario y con fines analíticos.