Alfombras de microfibra

Filtros activos


Alfombras de microfibra, la alfombra suave por excelencia

Cuando hablamos de alfombras de microfibra, un concepto se nos viene a la cabeza por encima de todo: la suavidad. Porque pocos tejidos hay tan acogedores, suaes, gustosos, sedosos y varias cosas más que acaben en -oso que la microfibra de poliéster (o de otros materiales).

La microfibra (principalmente de poliéster) forma un tejido blando que enamora al tacto y te hace desear aberroncharte contra él y disfrutarlo de todas las formas posibles, tocándolo tanto con la mano, como con el pie descalzo o con cualquier parte de la piel que se tercie. No es extraño que se utilice en la confección para ropa de todo tipo, mantas etc.

Las alfombras no iban a ser una excepción, y la microfibra se utiliza para hacer cálidas y acogedoras alfombras con pelo, destinadas a que las pisemos con el pie descalzo para sentir toda su suavidad y calidez.

Ideal para dormitorios... y para cualquier otro sitio

Habitualmente se confeccionan alfombras lisas, con una amplísima gama de colores, pero la microfibra también admite el diseño de alfombras modernas, eclécticas, tropicales y de muchos estilos diferentes, con el denominador común del pelo más o menos largo y la suavidad sin par.

Incluso algunos modelos son lavables directamente en lavadora, al llevar una base de fieltro que es perfecta para servir de soporte a la microfibra. Para salones y habitaciones es una alfombra inigualable cuando se hace en tonos hogareños, suaves y tranquilos, en las gamas de los beiges, grises, tostados o tonos pastel.

Son alfombras perfectas para dormitorios tanto infantiles como juveniles y de adulto, en donde crean atmósferas cálidas y llenas de vida.

Producto añadido a la lista
Deja tu mensaje y te contestaremos lo antes posible