Deja tu mensaje y te contestaremos lo antes posible

Alfombras redondas

Filtros activos


Alfombras redondas: la imprecindible alfombra superflua

Habitualmente cuando pensamos en alfombras no pensamos en alfombras redondas. Porque las alfombras "convencionales" son las que nos vienen a la cabeza y pensamos en vestir los suelos en formatos cuadrados de largo por ancho, como si las alfombras redondas fueran superfluas.

Y es una gran injusticia, porque, bien utilizadas, las alfombras redondas son realmente imprescindibles si se les sabe buscar el sitio ideal. Son las imprescindibes alfombras superfluas.

Las alfombras con encanto para sitios específicos

Es cierto que las alfombras redondas no son para cualquier sitio ni para todo uso. Un salón con sofás necesitará una alfombra cuadrada o rectangular, por ejemplo. O un pasillo una alfombra alargada. Pero hay muchos rincones y lugares que agradecerán mucho más una alfombra redonda que otra con esquinas.

Por ejemplo, las mesas redondas. No es que quede mal una alfombra cuadrada bajo una mesa redonda, pero la mayoría de las veces la alfombra redonda refuerza el diseño de la mesa y lo realza. Es importante que el diámetro sea suficiente para que cuando las sillas se retiren un poco queden encima de la alfombra: no hay nada peor que una alfombra redonda que se haya quedado corta.

Las alfombras redondas son perfectas también para pequeños rincones y lugares específicos. Su naturaleza sin esquinas las hace más integradoras, más dulces, más suaves que sus compañeras geométricas. Una alfombra redonda acompañará ese rincón junto al sillón o hará de soporte a una mesita auxiliar redonda.

En dormitorios de formato cuadrado una alfombra redonda central unificará los espacios y repartirá las zonas, por ejemplo, si hay dos camas. Mientras que las alfombras con esquinas tienden a definir y separar espacios, las redondas tienden a suavizarlos y a unificar.

Mide bien el diámetro de las alfombras redondas

Es importante entender a la hora de escoger las medidas de las alfombras redondas que a igualdad de medida máxima una alfombra redonda es más pequeña que una cuadrada (lógicamente, le faltan las esquinas) y por tanto el impacto visual será menor. Por eso una alfombra redonda casi siempre nos va a parecer más pequeña de lo que pensábamos: tenlo en cuenta para evitar errores.

Por ejemplo, una alfombra cuadrada de 2x2 metros mide 4 metros cuadrados, mientras que una alfombra redonda de 2 metros de diámetro mide 3,14 m2. Para que una alfombra redonda tuviera el impacto en m2 equivalente a una alfombra de 2x2 debería medir 2,5 metros de diámetro. ¡Siempre se ve en el suelo más pequeño de lo que uno piensa!

Mil y una texturas y colores... y también a la medida

Aquí encontrarás alfombras redondas de muchos tipos, estilos y texuras. Tanto alfombras ya hechas como otras para encargar a la medida.

Alfombras redondas de yute, de vinilo, de algodón, de polipropileno y muchos tipos más. Con la variedad que existe, especialmente si cuentas las que se pueden encargar a la medida, podrás encontrar con un poco de paciencia la alfombra redonda que necesitas para que te quede perfecta.

Producto añadido a la lista