Alfombras lavables a máquina

Filtros activos

 2
  • Novedad
Disponible
Alfombras lavables a máquina

Alfombra lavable chenilla Argel

VA80-004AZZ
36,90 €
Elegante, de estilo clásico y sobre todo, muy práctica
 2
Disponible
Alfombras a medida

Alfombra a medida lavable Estoril

SM5007ES
55,90 €
Fina, flexible, antideslizante y lavable en lavadora Configúrala al centímetro exacto

Alfombras lavables a máquina o lavadora: la solución más práctica

¿Hay algo más práctico que meter la alfombra en la lavadora? Difícilmente. Aquí te presentamos una selección de alfombras que comparten esa característica: que para lavarlas, además de los cuidados ordinarios (aspiradora, etc) te permiten efectuar un mantenimiento tan sencillo como meterlas en la lavadora, y listo.

Para ello han de cumplir algunas características específicas. Como por ejemplo ser flexibles, lo cual se consigue con cuerpos sin trama firme, como las alfombras de algodón, o con bases o tramas no firmes.

Las más usuales son las bases de goma lavables, que a su facilidad de limpieza y maleabilidad añaden el quedarse completamente planas y pegadas al suelo, lo cual siempre es una ventaja porque evita tropezones y resbalones.

También hay alfombras lavables a máquina con base de fieltro, con un acolchado muy agradable a la pisada y al tacto, y que posibilita que además de poderlas lavar en la lavadora nos aporten un extra de aislamiento térmico y acústico, además de resultar hogareñas y acogedoras.

Las alfombras lavables a máquina o lavadora son particularmente útiles en los dormitorios, especialmente infantiles, donde queremos alfombras prácticas y trotonas, que no sean de usar y tirar, sino de usar y lavar, usar y lavar y así indefinidamente, manteniéndose con el tiempo igual de bonitas. Especialmente importante en el caso de alfombras con pelo, que son por su naturaleza proclives a acumular polvo y suciedad.

La mayoría son alfombras con pelo (más o menos corto o largo) pensadas para dormitorios, pero también hay alfombras de nudo, algodón o tipo jarapa con tamaños más grandes, que hasta ciertos tamaños cabrán sin problema en una lavadora de carga grande. 

Cada alfombra tiene su propio protocolo de mantenimiento, pero lo más habitual es dejarlas secar extendidas y una vez secas, al suelo otra vez. Consulta las instrucciones de cada alfombra y recuerda que en caso de duda estaremos encantados de ayudarte y explicarte la forma exacta de limpieza de tu alfombra.

Pero por encima de todo, no olvides nunca que no hay alfombra más práctica que la que se puede lavar a máquina, en lavadora.

Producto añadido a la lista
¿Dudas? Chat por Whatsapp