Gran espejo pared madera tallada 122 cm

Expedición inmediata
199,90 €

Un espectacular espejo con la luna craqueada

Los gastos de envío para Península son de 2,99 € por cada pedido.

Para Baleares se aplica tarifa en función del peso a partir de 9,75 €. Podrás verificar los gastos totales sin necesidad de registrarte al actualizar la provincia en la página del checkout.

El plazo de entrega se indica encima del precio del artículo.

Los pedidos de artículos marcados como "entrega inmediata" recibidos antes de las 15 horas se expedirán el mismo día y los recibidos con posterioridad se expedirán al día siguiente. Se entregan en un máximo de 48 horas (días hábiles), usualmente antes de 24 h.

Los productos con otros plazos se indican expresamente.

Compra con confianza: estamos adheridos a Confianza Online

Entidad adherida a Confianza Online 

¿Aún te quedan dudas? ¿Prefieres hacer el pedido por teléfono? Estamos para ayudarte. Llámanos:

986 298 121 - De lunes a sábado, de 10 a 14 y 16 a 20 horas.

Tienes 14 días para decidir si te lo quedas, lo cambias o lo devuelves. Puedes consultar la aquí la política de cambios y devoluciones.

Los artículos hechos a medida o configurados expresamente están excluidos del derecho a devolución, excepto defecto del producto. En ellos se informa expresamente. Consúltanos en caso de duda.

Con tarjeta de crédito, PayPal o transferencia bancaria. Y si quieres aplazar tu compra, con Paga+tarde.

Un espejo de pared vintage de gran tamaño tallado, envejecido, policromado y decapado

Mas que un espejo de pared de madera envejecida, esta pieza es un espejazo. Porque es un espejo de gran formato al que se le ha aplicado un gran trabajo de fabricación, tallado y decapado para dar como resultado un espejo casi palaciego, que no desentonaría en un palacio renacentista o en una vieja casa solariega.

Está fabricado con un ancho marco de madera, con tallados que forman figuras y motivos florales y geométricos. La madera está acabada con efecto envejecido, y está pintado y decapado en color claro con vestigios de color azul. Es un espejo de gran tamaño, ya que con sus 122 cm de alto por 82 cm de ancho se hará protagonista en la pared que escojas para lucirlo.

Se ha cuidado tanto el aspecto vintage y el estilo envejecido que hasta la luna del espejo presenta ese aspecto craqueado de los espejos viejos, con una pátina de fondo, que no obstante permite ver con nitidez a través de él. Se puede colgar tanto en posición vertical como apaisado.

Alto:
122 cm
Ancho:
82 cm
Profundo:
5 cm
Composición:
Madera pintada, tallada y decapada
158118

También te puede interesar...

16 productos más de la misma categoría:

Producto añadido a la lista