Deja tu mensaje y te contestaremos lo antes posible

Puffs rígidos, baúles y arcones

Filtros activos


Puffs rígidos: la mejor solución para decorar, ordenar y conseguir un asiento auxiliar

Nuestra gama de puffs rígidos, baúles y arcones matan varios pájaros de un tiro.

Por un lado, nos ayudan en nuestras necesidades de ordenación en la casa, al proporcionarnos un espacio extra en el que organizar y guardar toda clase de cosas que llenan nuestras habitaciones de desorden. Como nuestros puffs están siempre a mano, siempre tendrás disponible de manera instantánea ese útil espacio extra de ordenación.

Compra un puff arcón y consigue espacio extra

Por otro lado, nos proporcionan uno o varios asientos auxiliares para utilizar de manera permanente o en función de las necesidades (por ejemplo, esas visitas imprevistas...) Son cómodos y prácticos, y especialmente a los peques les encanta sentarse en ellos. Y como son fácilmente portátiles los podrás mover de una pieza a otra de la casa con toda facilidad.

Y por último, y sin duda no menos importante, los puffs rígidos son una pieza fundamental en nuestra decoración, gracias a la variedad de colores y estampados y a la diversidad de texturas y materiales utilizados. En particular, nuestra gama de puffs arcón plegables llega llena de colorido y motivos originales, alegres y desenfadados para que tu decoración se llene de color y utilidad.

Sin duda, los puffs rígidos y arcones plegables son el mueble auxiliar polivalente al que no podrás renunciar.

Puffs rígidos: la solución de almacenamiento práctica y decorativa

Nuestros puffs rígidos son a la vez baúles o arcones de almacenamiento, con lo que cumplen una triple función: sirven de asiento auxiliar, permanente o improvisado, nos ayudan a mantener el orden en las habitaciones y salones, y por último, decoran con elegancia y alegría. Además, son plegables y "desaparecen" ahorrando espacio cuando no los necesitas.

En resumen: los puffs son el mueble auxiliar diverso, múltiple e inagotable para tu hogar

Un puff es varias cosas a la vez. En primer lugar, es un mueble auxiliar y como tal, auxilia, valga la redundancia. Es decir, que nos ayuda a complementar la decoración y no de una, sino de muchas maneras distintas para que siempre tengamos alternativas en nuestra decoración.

En segundo lugar, no lo olvidemos, un puff es siempre un asiento auxiliar, fijo o improvisado, según las necesidades. Siempre es conveniente tener a mano recursos para imprevistos: para las visitas que llegan sin avisar y para mil cosas más. Un buen surtido de puffs hará que los peques puedan formar un corrillo para jugar o que los mayores no tengan que quedarse de pié después de la cena.

En tercer lugar muchos puffs, tanto rígidos como plegables son arcones, cajas o baúles de ordenación, y eso por sí mismo ya justifica su necesidad, estando como están nuestros hogares inmersos en la batalla diaria contra el desorden. Nunca viene mal tener a mano un espacio extra donde poder guardar desde los objetos más cotidianos a las cosas que siempre están por el medio estorbando.

Pero lo más importante es que los puffs por encima de todo son un recurso decorativo. O un recurso a secas, un mueble auxiliar múltiple y tan variado que nos ofrece posibilidades sin fin. Juega con las texturas, los colores, los acabados y los diferentes usos: ya verás como siempre hay un puff para cada necesidad y una necesidad cubierta con cada puff.

Producto añadido a la lista